La investigadora Karin Arbach busca adaptar “sistemas de evaluación estructurada de factores de riesgo” –que desde hace 30 años funcionan en otros países – en el ámbito judicial.

arbach1

Implementar las evaluaciones de riesgo en la Justicia, permitiría dar transparencia a la toma de decisiones profesionales, reducir la tasa de errores pronósticos y, lo que es más importante, dar mejor información al eventual juez para su toma decisiones. “Los factores de riesgo dan información específica del contexto de la persona. Es un paradigma más científico para abordar la delincuencia, que deja de lado el paradigma clínico para trabajar en la reincidencia. Si la situación del sujeto cambia, puedo evaluar de nuevo y tener una nueva información de su riesgo”. Otro punto a favor es que sería muy barato de implementar: “No requiere más que entrenamiento para los agentes en el uso de estas guías. Los entrenamientos pueden llevar dos o tres días con supervisiones posteriores para ver que lo estén haciendo bien. No es costoso, al menos en un sentido económico. En el sentido organizacional es diferente, puesto que no es sencillo modificar las prácticas de larga tradición. Distinto sería mejorar otros sistemas en el ámbito forense: antropológicos, bioquímicos. Pero este aporte de la psicología criminal a la Justicia  es algo de bajo coste”.

Para continuar leyendo, clic aquí 

Cortesía: CONICET

Compartir:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>